Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘preguntas’

El miércoles 30 de junio el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Fe (IIS La Fe) celebró su Acto Científico anual. Durante el acto presentó su balance de actividad de 2009, con unas cifras de las que pueden sentirse orgullosos, o al menos eso parece (yo aun no tengo criterio para valorarlo, la verdad).

Según el profesor José Vicente Castell, director de Investigación de La Fe:

  • se han publicado 1.819 trabajos durante los últimos cinco años
  • el IIS La Fe ha incrementado el factor de impacto bibliográfico
  • La Fe ha incrementado en 2009 el número de publicaciones en las revistas con mayor factor de impacto
  • sus artículos han recibido 2.800 citaciones

Estos datos convierten a este centro en el octavo del país en cuanto a actividad investigadora.

Comentando la noticia de Acta Sanitaria en la que aparecían estos datos con algunos de mis compañeros, nos surgió una duda: ¿en nombre de quién o de qué centro se realizan las publicaciones?. Es decir, en los 1.819 trabajos publicados ¿qué organismo aparecía?¿el hospital, la fundación, ambos? Porque entiendo que no es lo mismo. Es más, en la noticia no llega a quedar demasiado claro; tan pronto nos hablan del IIS La Fe, que durante 2009 puso en marcha 136 estudios de investigación clínica, como del Comité Ético de Investigación Clínica (CEIC) del Hospital Universitari La Fe que es “el hospital” (¿pero no era el comité?) más activo en estudios clínicos (ensayos clínicos, estudios observacionales y evaluación de productos sanitarios) con 136 protocolos evaluados en 2009.

Otra duda sobre la que estuvimos hablando fue la de cómo se obtienen los datos sobre las publicaciones de los centros. Solo en la noticia que os comento citan al hospital en cuestión ¡de tres formas diferentes!: La Fe, Hospital Universitari La Fe y Hospital La Fe.

No quiero ni imaginar lo que debe haber costado hacer la recopilación de información si siempre nos citamos así, “a voleo”.  Parece que para poder empezar a gestionar la investigación en nuestros centros (hospitales u otros) tendremos que empezar por el ABC… ¡llamando a las cosas por su nombre!

Anuncios

Read Full Post »

Hoy es un domingo tranquilo en el que dado mi estado febril, no me veo capaz de escribir demasiado en el blog. Sin embargo hay algo que me lleva reconcomiendo por dentro desde hace varios días, y es la siguiente viñeta que encontré de casualidad en Yalosabes:

La viñeta la verdad es que me ha encantado, y conozco a más de un científico que la cumple a rajatabla. Pero me surge una pregunta… ¿y por qué? ¿por qué los científicos tienen esta visión del mundo? ¿qué es lo que hace que la ciencia aun hoy no cuente con un sistema de “aplicación directa” en el día a día de los ciudadanos?

Cuando intento encontrar una respuesta, lo primero que me viene a la mente son las cosas que uno escucha por ahí:
– los científicos son “ratas de laboratorio” aislados del mundo;
– la ciencia no es parte de la “cultura general” de las personas, ni falta que hace;
– en este país falta cultura emprendedora;
– no existen apoyos desde las administraciones;
– la burocracia es excesiva:
– etc.

Todos estos son puntos que poco a poco iré trabajando. Pero para mi hay un elemento clave a la hora de responder a esta pregunta: la formación.

Yo soy bióloga vocacional, adoro la investigación, y he disfrutado muchísimo estudiando la carrera en la UAM. Sin embargo, nunca olvidaré los seminarios sobre salidas profesionales que nos dieron durante mi primera semana de carrera. La frase mítica fue “el que no consiga dedicarse a la investigación (en un centro público, por supuesto) terminará de cajero en un banco”.

Nada sobre las posibles alternativas, nada sobre compañías privadas donde poder desarrollar tu carrera investigadora, nada sobre la gestión de proyectos, nada sobre el marketing y ventas… nada de nada relacionado con la empresa.

Creo que la formación es clave en el desarrollo de los profesionales, y si queremos científicos capaces de entender los nuevos modelos de negocio de la industria farmacéutica, o investigadores capaces de evaluar los proyectos presentados a las administraciones no solo desde el punto de vista “ciencia” sino también desde el potencial beneficio al ciudadano, el retorno de la inversión que realmente tienen o su aplicación industrial, es imprescindible desarrollar planes formativos adecuados. Quizás la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior sea la excusa perfecta.

Feliz fin de semana

Read Full Post »

Ayer miércoles 16 fue el quinto aniversario de PerisocpiHos, el Observatorio de la Innovación en la Gestión Hospitalaria. Con motivo de tal evento sus promotores, Amgen y Antares Consulting, con la colaboración de Sedisa, reunieron a gerentes y directivos de hospitales de toda España, los principales protagonistas de este proyecto, así como a diferentes personalidades, entre ellas la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de Madrid, Ana Sánchez.

Fue un evento mucho más interesante de lo que esperaba, la verdad, en el que los ponentes no se centraron solo en alabar la labor de esta iniciativa durante los últimos años, sino que aportaron ideas de mejora y abrieron puertas a nuevas formas de trabajo y objetivos alternativos a conseguir… entre ellos la gestión de la investigación!

Si señores, el tema de la gestión de la innovación está en la agenda de los gestores. ¿Pero qué es lo que está verdaderamente en la agenda de estos señores?

Porque a la hora de abordar este punto desde un hospital surgen mil y una preguntas, mil y un aspectos a gestionar para los cuales no siempre hay herramientas o profesionales preparados.

Algunas de las preguntas que se me ocurren, y a las que espero ir dando respuesta con el tiempo:

1. El médico investigador: conciliación de la actividad asistencial con la actividad científica ¿cómo conseguirla?
2. El investigador básico dentro del hospital: ¿cómo lo integramos dentro de los procesos del hospital? ¿cómo gestionamos sus necesidades de recursos?
3. Los centros de investigación dentro de los hospitales: ¿quien es el responsable? ¿de dónde salen sus recursos? ¿hasta que punto han de ser dependientes, o independientes, del hospital?
4. Los proyectos de investigación, más allá de los ensayos clínicos: ¿podemos asumirlos?¿queremos?¿sabemos obtener de ellos el máximo rendimiento?
5. Los programas nacionales e internacionales (INGENIO 2010, Programas Marco, etc.): ¿Los conocemos todos?¿Tenemos tiempo, recursos o capacidad para llegar a todos?¿tenemos dentro del hospital perfiles que puedan dedicarse a entender y cumplimentar toda la burocracia, los trámites y requisitos de estos programas y convocatorias?¿es coste-oportuno dedicar tiempo a superar la complejidad de estos trámites?.
6. Los resultados de la investigación y su “propiedad”: ¿de quien son los derechos de patente, si los hay?¿del investigador?¿del hospital?¿de la red de investigación a la que pertenece el centro?
7. Las herramientas de gestión: ¿contamos con las necesarias?¿son compatibles con las herramientas de gestión asistencial o han de ser independientes?
8. La difusión de los resultados: ¿cómo han de ser publicados? ¿en qué medios?¿quién debe controlar su difusión, el hospital para aprovechar el desarrollo de la investigación como herramienta de competitividad, o el investigador?
9. La colaboración con la industria, el reto ético: los laboratorios de investigación básica están acostumbrados a colaborar con la industria, ¿se puede mantener esta colaboración dentro de un hospital?¿mediante qué controles?
10. La “fauna y flora” del laboratorio, los becarios, técnicos y otros profesionales: ¿quién les contrata?¿a quien han de reportar?¿cómo distribuyen su tiempo entre la investigación y las actividades del hospital?¿quién se hace responsable de su seguridad?

Bueno, por ahora “y a voz de pronto” estas son las dudas que me surgen. A ver si poco a poco las voy dando respuesta!

Read Full Post »